¿En realidad es necesario crear entornos laborales favorables?

Organización Mundial de la Salud

Está de moda leer sobre la apremiante necesidad de las empresas por cumplir las nuevas reformas laborales, como la «NOM-035-STPS-2018», que tiene como objetivo la identificación y prevención de factores de riesgo psicosocial y de violencia laboral, así como promover un entorno laboral favorable, pero, ¿para qué molestarse en procurar que existan entornos laborales saludables? Tenemos claro que para los trabajadores es un asunto de interés personal, pero ¿por qué debe importarles a los empleadores el que existan entornos laborales saludables?

Existen varias respuestas a esto:

1) Ética empresarial

Es lo correcto. Desde el principio de los tiempos se ha buscado definir un código moral que pueda asegurar una correcta interacción entre individuos.

Religiones, filosofías y corrientes espirituales han coincidido en que el principio ético más básico es evitar hacer daño a otros.

Sin embargo, existen diferentes creencias culturales, que pueden hacer variar mucho lo que se considera correcto o incorrecto. Existe un fenómeno colectivo que desafortunadamente parece excluir a estos principios éticos del ambiente empresarial y laboral.

En años recientes, investigaciones sobre las consecuencias de las malas condiciones laborales, así como eventos dramáticos en las organizaciones que han sido altamente mediáticos, dejaron ver el impacto dañino en la gente y sus familias y generó una demanda generalizada de un estándar ético más alto para la conducta empresarial.

Se ha hecho un gran esfuerzo en señalar las debilidades de los códigos morales de muchos empleadores, mostrando la clara relación que existe entre las malas condiciones laborales y el deterioro emocional y físico de los trabajadores y sus familias.

El Compendio Global de las Naciones Unidas, plataforma de liderazgo empresarial conformada por más de 7700 empresarios de 130 países, firmaron en el XVIII Congreso sobre Seguridad y Salud en el Trabajo en Seúl Corea en el 2008 la “Declaración de Seúl sobre Seguridad y Salud en el trabajo”, que afirma específicamente que un ambiente de trabajo seguro y saludable es un derecho humano fundamental.

Es un imperativo moral crear un ambiente de trabajo que no haga daño a la salud física o mental de los trabajadores o que comprometa su seguridad y bienestar

Desde una perspectiva ética, se debe asumir un compromiso real por evitar exponer a cualquier ser humano a una condición de riesgo físico o emocional.

Actualmente, muchas empresas multinacionales tienen códigos éticos flexibles o diferenciados, para poder exportar la mayoría de sus procesos o condiciones dañinas a países en vías de desarrollo sacando ventaja de la falta de normativas locales para poder exponer a los trabajadores a riesgos mayores a los que les permiten las leyes en sus países de origen.

Por otra parte, muchos inversionistas y empleadores han reconocido el imperativo moral y han ido más allá de la legislación mínima estándar, en lo que algunas veces se llama Responsabilidad Social Corporativa, dando excelentes ejemplos de empresas que se comprometen, no solamente a que los colaboradores tengan un ambiente de trabajo sano y seguro, sino también una comunidad sustentable.

2) Porque es lo mejor para la empresa

Todas las empresas tienen objetivos y metas, la mayoría tienen como objetivo crear dinero y crecimiento, algunas alcanzar otras metas específicas.

Sin embargo, todas las empresas requieren de trabajadores para lograr su éxito, lo que hace pertinente que se aseguren de contar con trabajadores mental y físicamente saludables a través de la promoción y protección a la salud.

“Los empleadores están reconociendo la ventaja competitiva que les puede proporcionar un entorno laboral favorable, significa mayor productividad y ahorros significativos”

Existe amplia evidencia que demuestra que, a largo plazo, las compañías más exitosas y competitivas son aquellas que tienen los mejores registros de salud y seguridad, y los trabajadores más seguros, sanos, felices y satisfechos.

3) Por cumplir la ley y evitar sanciones

Las leyes son el mecanismo por el cual los gobiernos tratan de moldear las conductas sociales en los diferentes contextos del país.

La mayoría de los países tienen como mínimo alguna legislación que pide a los inversionistas y patrones proteger a los trabajadores de incidentes en el ambiente de trabajo, que puedan causar daño o enfermedad. Muchos tienen regulaciones mucho más extensas y sofisticadas. Así que, actuar conforme a la ley, evitar multas o encarcelamiento para los inversionistas, directores y a veces hasta trabajadores, es otra razón para poner atención a la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores.

¿En realidad es necesario crear entornos laborales favorables?

La respuesta es clara, y siempre será sí.

Es necesario crear entornos laborales favorables, que permitan a la sociedad desenvolverse en apego a principios éticos fundamentales, que garanticen las condiciones de bienestar necesarias para los trabajadores, y que aumenten la productividad de las empresas, aportando al desarrollo económico de los países.

Referencia: Organización Mundial de la Salud, 2010, Entornos laborales saludables: fundamentos y modelo de la OMS.

39 respuestas

Responder a Néstor Gómez Cancelar la respuesta

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *